Blog de Salud, Dieta y Nutrición

¿Por qué no logras bajar de peso?

Por qué no logras bajar de peso

Si te has estado preguntando por qué no logras bajar de peso, y has escuchado acerca de la técnica de contar calorías, déjame decirte que este no es el método más adecuado.

A decir verdad, actualmente existe una gran arbitrariedad de pensamiento por parte de los nutriólogos y doctores en relación a las calorías y la pérdida de peso. Esto se debe en gran parte al hecho de que uno de los grandes engaños es pensar y hacernos creer que las calorías son todas iguales.

Para comprender por qué no todas las calorías tienen el mismo efecto en nuestro organismo, debes imaginarte 1000 calorías de coliflor y otras 1000 de gaseosas o refrescos azucarados.

Si bien, es verdad que al quemar ambas fuentes calóricas en un laboratorio las mismas liberarían una idéntica cantidad energética, esto no es aplicable a nuestro organismo, y esta podría ser una de las razones por las que no logras bajar de peso.

¿Qué ocurre en tu organismo?

Cuando tomas 1000 kcal de gaseosa, los azúcares simples de dicha bebida se absorberán velozmente en las paredes del intestino delgado. Consecuentemente, esto generará un aumento de la glucemia y a su vez aumentará la insulina.

La liberación de insulina elevará el depósito de grasas a nivel abdominal, la tensión arterial, los triglicéridos y también la inflamación. Además, esta hormona disminuirá el colesterol HDL, uno de los más saludables. Incluso, reducirá la testosterona en los hombres y la fertilidad en las mujeres.

Por otra parte, la insulina ejerce un papel en el sistema nervioso aumentando el apetito. En particular, inhibe a la hormona leptina que se encarga de regular la saciedad. Por esta razón, tomando una gaseosa no podrás saciarte y necesitarás continuar consumiendo más azúcares.

En síntesis, podemos decir que 1000 calorías de gaseosa o refresco no sirven para nada, sino que más bien son nocivas para nuestra salud. A fin de cuentas, elegir opciones poco o nada saludables, podría ser uno de los motivos por los que no logras bajar de peso.

¿Cuáles serán los cambios si consumes las mismas calorías a partir de alimentos saludables?

Si bien los carbohidratos se presentan en distintas formas, en definitiva todos son azúcares o almidones que se transforman en azúcar en nuestro organismo.

Ahora bien, la principal diferencia se encuentra en cómo modifican nuestros niveles de glucosa en sangre. Por un lado tenemos a los hidratos de carbono que prácticamente no tienen azúcares y cuentan con un valioso contenido de fibra, como el coliflor por ejemplo. Estos no generan picos de glucemia ni de insulina. En cambio, el pan blanco, los fideos y el azúcar de mesa se digieren con rapidez produciendo un aumento del azúcar en la sangre. Esta característica tan importante es la que marca la diferencia. Los hidratos de carbono de digestión lenta como los del coliflor sanan en vez de dañar.

A diferencia de las 1000 calorías de gaseosa, 1000 calorías de coliflor equivalen a alrededor de 33 tazas y nos aportan alrededor de 76 gramos de fibra. ¡Un montón en comparación con la cantidad de fibra que la mayoría de las personas comen!

A su vez, el porcentaje de azúcares simples que se presenta en esta verdura es sumamente bajo. Mientras que la gran mayoría de sus carbohidratos son de absorción lenta.

Evaluando esto, podemos llegar a la conclusión de que no todas las calorías son iguales. Por lo tanto, no tiene sentido contar las calorías minuciosamente. Lo más importante es reducir o eliminar por completo el consumo de azúcares simples y productos procesados. Esto será clave para ayudarte a lograr bajar de peso.

Compartir

Registrate a mi Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.